Seguir

Transportes y distancias

 

Ruta al norte de El Bolsón.

La planta urbana de El Bolsón está situada en el extremo suroeste de la Provincia de Río Negro, lindante por el sur con el Paralelo 42 Sur, límite interprovincial con Chubut. En línea recta está a 7 km del límite internacional con la República de Chile; a 130 km al sur de la importante ciudad turística de Bariloche (Río Negro), y a 170 km al norte de Esquel (Chubut), sobre la Ruta 40, cuya nomenclatura anterior era 258, totalmente asfaltada entre las mencionadas ciudades. En condiciones climáticas invernales extremas, con fuertes nevadas que ocurren estadísticamente en dos o tres ocasiones durante el año, el tráfico por la ruta 40 puede complicarse, y en casos excepcionales interrumpirse parcial o totalmente.

Asimismo, es de hacer notar el muy mal estado y progresivo deterioro del pavimento de la ruta 40, en un tramo de aproximadamente 50 km entre las localidades de El Bolsón y Esquel, más precisamente entre los arroyos Lepá y La Cancha, en jurisdicción de la provincia del Chubut. Esta situación parece agravarse con el tiempo, realizándose obras de suma precariedad y bacheo con tierra, lo cual inclusive ha llegado a producir roturas serias de vehículos y algunos accidentes.

Otra opción para arribar a El Bolsón desde la provincia del Chubut es por la Ruta Provincial Nº 71, que une la localidad de Esquel con el Parque Nacional Los Alerces, bordeando un imponente sistema lacustre encadenado. Por dicha vía son 200 km, y la ruta se encuentra parcialmente asfaltada. La mayor parte del trayecto es un camino de ripio que serpentea entre lagos, ríos y bosques hasta la localidad de Cholila. Este recorrido permite apreciar mucho mejor la exuberante belleza de esta región andina donde se manifiesta la selva valdiviana.

El servicio público de transportes carreteros (autobuses) de media y larga distancia cuenta con varias empresas que operan en la localidad, y está principalmente centralizado en la ciudad de Bariloche, la cual actúa como cabecera regional. Asimismo hay varias frecuencias de servicios diarios a Esquel y otras localidades de la Patagonia.

El Bolsón también cuenta con un pequeño aeropuerto el Aeropuerto de El Bolsón apto para vuelos regionales y aeronaves de pequeña y mediana envergadura. En épocas de buena visibilidad existen vuelos regulares de la empresa estatal LADE hacia y desde las principales ciudades patagónicas. En dicha estación aérea funciona el Aeroclub El Bolsón, que ofrece al público vuelos turísticos y de instrucción para pilotaje.

Cultura y sociedad

La comunidad de artesanos y amantes de la vida en contacto con la naturaleza han dado a El Bolsón una cultura distintiva a nivel nacional. En el transcurso de los últimos 30 años, la ciudad de El Bolsón fue protagonista principal de un movimiento cultural que instaló en la sociedad argentina temas que ayer no eran considerados, y sin embargo hoy son muy relevantes tanto en el país como en el mundo. Entre ellos podemos mencionar:

  • La ecología y una actitud respetuosa y de integración con la naturaleza.

  • La valoración y la justa consideración para con los pueblos originarios.

  • La vertebración de conocimientos y métodos naturistas para una mejor calidad de vida.

No obstante, tras esta caracterización cultural más evidente, también subyace en la comunidad local algún grado de segmentación social y desencuentros sectoriales, principalmente entre la población nativa, nacidos y criados en la región, y los emigrados de las grandes ciudades que llegaron a estos valles en busca de un nuevo estilo de vida.

A su vez, en el primer grupo social (nacidos y criados) se encuentran dos sectores culturales bien diferenciados entre sí. Por un lado los denominados "paisanos", descendientes directos e indirectos de las etnias Tsonek y Mapuche, en general muy lejanos ya de sus costumbres y sabiduría ancestrales, viviendo en los barrios periféricos y precarios de la ciudad, y por otro lado los viejos pobladores, hijos o nietos de los pioneros occidentales, europeos, sirios, libaneses, o con algún grado de relación con los originales beneficiarios de las tierras accedidas a partir de la Conquista del Desierto, quienes actualmente están representados en su amplia mayoría por el sector comercial más arraigado de la población.

Por su parte, entre la creciente masa recientemente incorporada a la región de El Bolsón, casi siempre producto de migraciones desde las grandes ciudades, a su vez también se evidencian dos perfiles culturales netamente disímiles: quienes con una búsqueda más urbana y de consumo llegan dispuestos a sumarse a un desarrollo comercial y turístico, y los habitantes que por su parte adscriben a una vida más natural, en armonía con el medio ambiente, en favor de un perfil rural productivo, artesanal, orgánico, ecológico y autosuficiente.

Dentro de este último sector social se encuentra asimismo una notoria cantidad de músicos, escritores, escultores, plásticos y artistas en general, algunos de excelente nivel y relevancia internacional, característica distintiva de esta localidad en cuanto a la gran cantidad de artistas residentes respecto del total de la población.

Esta marcada segmentación en los cuatro sectores sociales mencionados, netamente diferenciados entre sí, puede asumirse también como una de las singularidades culturales de El Bolsón.

Asimismo, a partir de la década del noventa ha aparecido un nuevo fenómeno poblacional y sociocultural, encarnado por un muy minoritario grupo de nuevos habitantes, algunos permanentes y otros ocasionales, de altísimo poder adquisitivo, quienes han realizado inversiones considerables en grandes extensiones de tierras periféricas. De tal manera han adquirido ambientes naturales y ecosistemas completos, y sus emprendimientos han tenido una notoria gravitación e impacto económico, social y político, con una receptividad y opinión pública dividida, tanto a favor como en contra, por parte de todos los demás sectores de la población.

el bolsón

Historias que se deben contar

El Bolsón es una ciudad argentina ubicada en la región patagónica, en el extremo suroeste de la provincia de Río Negro, y en medio de un paisaje de montañas, bosques de coníferas, ríos y lagos.

Se encuentra emplazada al pie del Cerro Piltriquitrón (que en tehuelche significa “colgado de las nubes”), en un profundo valle de origen glaciar orientado de norte a sur, cuya base surcada por los ríos Azul y Quemquemtreu está a sólo 337 msnm.

La planta urbana se ubica en las coordenadas: 41°58′00″S 71°32′00″O.

Historia

La ocupación humana en la actual zona de bosques Andino Patagónicos sólo fue posible a partir del retiro de los hielos que la invadieron durante la última glaciación pleistocénica de hace aproximadamente 14 milenios.

Los antecedentes humanos analizados por los últimos estudios de pinturas rupestres de la Comarca Andina señalan una antigüedad de unos 11.500 años, dos milenios antes que las pinturas de la Cueva de las Manos del río Pinturas, en Santa Cruz.

Resulta paradójico no encontrar antecedentes líticos y de las edades de cobre, bronce, hierro, ni tampoco más recientes, que den pistas para identificar a los más antiguos habitantes de estos valles. Es de hacer notar que casi todos los asentamientos poblacionales originarios de América, por lo general, se los encuentra en las proximidades de las fuentes de agua: ríos, arroyos, lagos, litorales marítimos o combinados con los abrigados bosques, o en las llanuras y pampas aptos para la cría de animales.

No obstante encuadrarse plenamente en estos casos, los valles cordilleranos circundantes a la actual región de El Bolsón no registran antecedentes antropológicos anteriores a las más recientes etnias mapuche y tsonek o chon (tehuelche). Sin embargo, sí se han verificado huellas culturales de asentamientos primitivos en las vecindades de la estepa, con condiciones climáticas y geográficas mucho más severas.

Los primeros pobladores de la región fueron los tsonek, de costumbres cazadoras y recolectoras, estacionalmente nómades. Era normal que durante los inviernos se refugiaran en las regiones más abrigadas de los bosques y lagos, para emprender con mayor intensidad las actividades de caza de guanacos durante el verano y los otoños suaves. Bien poco se conoce de ellos antes del siglo XVI, pero a través del proceso de araucanización fueron fuertemente influenciados por los mapuches, cuya cultura más sólida y cohesionada fue ganando terreno hacia la zona oriental de la Patagonia, tanto en forma pacífica como mediante guerras expansionistas.

Ambas etnias originarias fueron en su gran mayoría acorraladas, conquistadas, diezmadas y en algunos casos integradas a la nueva civilización criolla agrícola ganadera centralizada en la ciudad de Buenos Aires, la cual se desarrolló y consolidó recién en la segunda mitad del siglo XIX, al avanzar militarmente sobre las extensas tierras del sur bajo dominio mapuche-tehuelche mediante la llamada Conquista del Desierto, comandada por el general Julio Argentino Roca.

Las fracciones de estas culturas que colaboraron o se integraron al nuevo orden impuesto por la fuerza de las armas, aún hoy habitan en proporción considerable gran parte de la región de El Bolsón y la zona centro oeste de las provincias del Neuquén, Río Negro y Chubut y Santa Cruz, habiéndose producido un fuerte de cultura pero no de raza , y ya casi extinguido sus costumbres.

El registro histórico más antiguo que se conoce de un hombre blanco que haya transitado por la región, es el diario de viaje del capitán español Juan Fernández, quien a principios del año 1620 salió desde el actual territorio de Chile al mando de una expedición terrestre en busca de la mítica Ciudad de los Césares.

Al respecto, en algunos fragmentos de dicho testimonio, este expedicionario relataba:

"Salimos del Puerto de Calbuco cuarenta y seis hombres en piraguas y navegamos hasta la boca del Turailla [Estuario de Reloncaví], siempre hacia el este (...) Subimos por un río que se llama Peulla, hasta tres leguas, donde rompiendo la cordillera dimos en la otra banda, habiendo caminado ella unas cinco leguas de mal camino por no haber sendero abierto. Allí topamos con otra laguna muy grande que se llama Navalvapí [Lago Nahuel Huapi] (...) Hicimos una entrada por la boca del Purahílla y yendo hacia el sur, dimos con un gran lago llamado Puelo."

De tal manera se entiende que este aventurero y sus seguidores han recorrido alguno de los valles de la región, en dirección norte-sur, desde el Lago Nahuel Huapi y al menos hasta el Puelo, pasando seguramente por el actual emplazamiento de la ciudad de El Bolsón.

Este pueblo no fue fundado por ningún conquistador, adelantado, explorador o descubridor. Simplemente esta región sólo sirvió por mucho tiempo como lugar de paso a las migraciones de las comunidades tsonek, trashumantes en busca de caza y recolectores, y luego fue territorio netamente mapuche. Más tarde, con las primeras incursiones de los europeos en la región, también dio refugio temporario a quienes arriaban ganados vacunos y yeguarizos cruzando la cordillera en dirección este-oeste, y viceversa, de un litoral marítimo a otro, produciéndose frecuentes conflictos y desavenencias con los pobladores mapuches.

Finalizada la campaña militar del General Roca, financiada y estimulada por los ganaderos de la Pampa Húmeda, y luego de exterminar los últimos focos de resistencia de los pueblos originarios mapuches y tehuelches entre 1870 y 1880, llegan a poblar estos valles algunos inmigrantes alemanes desde Chile, que la declaran durante un breve periodo la "República Independiente del Bolsón". Tras mantener el valle cerrado por años, este fugaz estado se disuelve y empiezan a radicarse inmigrantes de otras nacionalidades como: españoles, chilenos, argentinos o árabes, entre otros.

En esos años Argentina y Chile dirimían litigios y acuerdos limítrofes. A fines del siglo XIX, Turquía ejercía un expansivista gobierno que expulsaba a todos aquellos que no aceptaran su opresión, así bajo pasaporte "turco", emigraron hacia América árabes de El Líbano y Siria. Llegaron a la Argentina, y más precisamente a la Patagonia, en su gran mayoría buscando prosperidad económica. Ancestrales comerciantes y trocadores, los inmigrantes sirio-libaneses fueron con su intuición y visión comercial, además de chilenos y españoles, anónimos fundadores de pueblos en esta zona. Como toda la región, El Bolsón también fue alcanzado por este fenómeno.

Se toma como la fecha fundacional de El Bolsón al 28 de enero de 1926, oportunidad en que se reúnen los lugareños en la casa de Cándido Azcona, resolviendo formar la primera organización político-administrativa, y firmando el acta constitutiva de la Comisión de Fomento de El Bolsón. Los integrantes electos fueron: Presidente Pedro Pascual Ponce, argentino, nacido en la Provincia de San Luis, maestro, informante ad honorem del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Estadísticas y Censos de la Nación Argentina; vicepresidente Cándido Azcona, español del País Vasco, agricultor, comerciante; secretario Antonio Merino Rubio, español de Málaga, comerciante, agricultor; tesorero José Ulieldin, libanés, comerciante; pro-tesorero Miguel Anden, libanés, comerciante.

SEGUINOS

  • https://www.facebook.com/Municipalid

©2019 Municipalidad de El Bolsón - MUNICIPIO ACTIVO - Gestion Bruno Pogliano

  • https://www.facebook.com/Municipalid
  • https://twitter.com/BrunoPoglianoOK

Seguir